FORMULARIO DE CONTACTO

    , he leído y acepto la política de privacidad
    , acepto recibir novedades de Rey Pavón

      Registro Profesional

      , he leído y acepto la política de privacidad
      , acepto recibir novedades de Rey Pavón

      MAGAZINE REY PAVÓN

      Descubre nuestra actualidad y tendencias
      digitalizacion nueva web rey pavon

      2020 fue para nosotros, como para tantísimas pymes en nuestro país, un año que nos hizo replantearnos muchos cosas a nivel de estrategia de negocio.
      Fue ese jarro de agua fría que te dice que por muy buena situación que esté atravesando la empresa, hay cosas que no están en nuestra mano y no se pueden controlar. Desde luego, una pandemia es una de ellas.

      Un año en el que el confinamiento nos hizo usuarios más familiarizados con la tecnología, nos obligó a trabajar desde casa a través de la pantalla, nos invitó a comprar online incluso cuando se era reacio a ello, y nos puso en manos de internet hasta para comunicarnos con nuestros familiares. Hábitos que llegaron para quedarse y que nos cambiarían para siempre.

      Eso, unido al hecho de que en Rey Pavón queríamos abordar el cambio generacional en el medio plazo con la incorporación de Teresa y José Antonio, hijos de los fundadores, precipitó en 2021 una decisión: era el momento de emprender la transformación digital de Rey Pavón.

      Transformación digital en pleno cambio generacional

      Pero, ¿qué es la transformación digital de una empresa?. Era una pregunta recurrente para la que cada uno te dará su propia respuesta.

      Lo que está claro es que es la suma de muchas cosas, de muchísimos cambios y mucho trabajo que hay que abordar mientras la actividad habitual no se detiene. Y como para nosotros como equipo arrancar fue un cambio de paradigma empresarial, hemos querido resumir nuestra experiencia a través de los 5 retos que asumimos desde el minuto 1 en que tomamos la decisión.

      1. Cambio de mindset o mentalidad digital.

      A día de hoy hay que reconocer que probablemente fue lo más duro. En esencia, requiere aceptar que gran parte de la forma en la que se hacen muchos procesos en la empresa tienen que cambiar porque sencillamente no nos ayudan a ser competitivos en una economía global y digital.

      Lo que teníamos claro es que nuestro taller y su proceso productivo seguiría siendo totalmente artesanal, preservando la calidad y el mimo en cada pieza. Pero por ejemplo, pensando en digital, era vital ser capaces de comunicar mucho mejor toda nuestra propuesta de valor como artesanos a nuestros clientes, a través de diferentes canales: web, redes sociales, email, whatsapp…

      2. Activación de la comunicación corporativa.

      Un día nos sentamos con la consultora de estrategia y negocio digital que nos ha ayudado en este proceso y nos dijo «Puedes hacer las cosas muy bien, pero si no lo comunicas, no existe». Estas palabras resonaron en el equipo.

      ¿De qué servía ser una marca reconocida a nivel internacional para artículos de piel exclusivos si en España no lo contábamos?

      ¿Cómo podíamos vender nuestros diseños para la nueva familia de artículos para hogar en piel Rey Pavón Home si no lo difundíamos?

      ¿De qué manera podían entender los usuarios nuestra pasión y el nivel tan alto de calidad en nuestro productos si, a pesar de haber grabado vídeos espectaculares, no los difundíamos?

      La clave estaba en diseñar una estrategia de comunicación corporativa, elegir herramientas para comunicar, definir audiencias objetivo y construir mensajes que puedan conectar con ellas.

      En este momento, contamos con perfiles activos en redes sociales, principalmente en Instagram, realizamos acciones con embajadores de marca e influencers, hemos puesto en marcha el email corporativo «Rey Pavón News» con el que mensualmente os sorprenderemos con contenido de altísimo valor, y publicamos semanalmente en nuestro blog artículos de diversa índole y mucho interés.

      3. Rebranding, arquitectura de marca estratégica.

      Pudimos comprobar lo potente que puede llegar a ser el poder de una marca en términos de alcance, engagement y conversión, de la misma manera que cuando el branding hace aguas o está poco definido, la estrategia de comunicación puede no ser coherente ni efectiva.

      Por ello, replanteamos el branding de nuestra marca Rey Pavón a todos los niveles imaginables. Incluso rebautizamos el eslogan tal y como te contamos en este post.

      4. Modelo de negocio 365/24/7.

      El usuario ahora es omnicanal, demandante, exigente e impaciente. Si quieres lanzarte al mundo digital es un detalle que alguien te lo cuente.

      ¿En qué se traduce esto? Pues en que tienes que darle facilidades para que te encuentre, te contacte, te compre y te siga en cualquier momento. Y nuestro modelo de negocio tradicional, con nuestra tienda en Consuegra, Toledo, con nuestros horarios de apertura y cierre, y un teléfono y email donde contactarnos, se alejaba bastante de estas pretensiones.

      Por eso, invertimos en un ecommerce donde los usuarios pudieran adquirir sus productos a cualquier hora. Todo nuestro catálogo a su alcance, sin barreras en cuanto a entregas o formas de pago, con diferentes canales de comunicación activos como son el whatsapp.

      Un espacio digital donde se puede encontrar toda nuestra información, la composición y medidas de los productos, y a qué países llega Rey Pavón. Asimismo, puedes consultar los puntos de venta en cualquier parte del mundo a través de distribuidores especializados, disfrutar con contenido propio de marca como los «Rey Pavon Episodes«, o suscribirte a la newsletter.

      Sin lugar a dudas, el mejor escaparate de lo que somos y todo lo que podemos aportar al mundo en este momento.

      5. Digitalización + Globalización

      Cuando nos llega un mensaje privado en redes de un aficionado a la hípica que vive en Inglaterra que escribe: «Al fin tengo mis Rey Pavón», en alusión a unas botas de montar. O cuando nos invitan a visitar una feria en Canadá como marca de referencia en artículos de piel, nos damos cuenta de que nuestro mercado es global.

      Y si la digitalización en sí misma es un proceso complejo, digitalizarse con una estrategia global se torna incluso más complicado.

      Desde la creación e implantación de políticas comerciales globales, la decisión de en qué mercados interesa posicionarse y de la mano de qué partners locales, definir política de precios y web como marca internacional, hasta adecuar los canales de comunicación a los diferentes idiomas, son cuestiones complejas que hemos tenido que abordar plenamente en los últimos meses.

      Ahora que estamos empezando a recoger los frutos de todo este trabajo, estamos seguros de que Rey Pavón como empresa y como marca, hoy es más competitiva, ágil y transparente que nunca.

      Rey Pavón hoy es mejor y ha merecido la pena♥️.

      Nosotros estamos ready para lo que viene, ¿y tú?

       

       

       

       

      Deja tu opinión

      Tu dirección de correo electrónico no será publicada.